Señor cura he caído - Los mejores chistes

En un pueblo se pecaba demasiado. El viejo cura del pueblo, ya cansado de escuchar tantas confesiones de infidelidad, le propuso a las personas que siempre que perdieran la cabezasiendo infiel, lo que dirían a la hora de confesarse sería:

- Señor cura he caído.

Y así fue, siempre que alguien le decía que había caído, el cura sabía lo que había pasado y les respondía con lo que debían rezar para salvar sus almas.

El tiempo fue pasando y un día el viejo cura se muere, sin tener tiempo de avisar al nuevo cura del código que habían combinado en las confesiones, las personas seguían diciendo que habían caído y el cura harto de tantas caídas se va a hablar con el alcalde.

- Señor alcalde, perdone que lo incomode, pero vengo a suplicarle que arregle las calles del pueblo porque no hay un solo día que no vayan varias personas a confesarse diciendo que se han caído, necesita tapar urgentemente los agujeros de las calles.

El alcalde como ya sabía lo que pasaba suelta una carcajada, pero antes de que le pudiera explicar lo que pasaba al cura, este le dice:

- No es cosa para reírse señor alcalde, esta semana su esposa ya ha caído como tres veces.

Frase:

Haz que tu sonrisa cambie el mundo pero no dejes que el mundo cambie tu sonrisa.