Los hombres y las pizzas - Los mejores chistes

- Mamá, mamá, ¿en qué se parecen los hombres a las pizzas?

- No sé hija mía... ¿en qué se parecen?

- En que los llamas por teléfonos y a los diez minutos ya los tienes calenticos en tu puerta.