La paz en el Medio Oriente - Los mejores chistes

Estaba un árabe caminando por el desierto cuando de pronto se encuentra una lámpara; la frota, sale un genio y le dice:

- Solo te puedo conceder un deseo.

El árabe piensa por unos segundos y le responde:

- Quisiera la paz en el Medio Oriente.

El genio boquiabierto le dice:

- Eso es imposible, pide algo más fácil.

- Bueno, entonces quiero una mujer joven, bonita, cariñosa, con sentido del humor, que le guste el se@xo, limpie, lave, planche, cocine; y por supuesto, que no hable mucho, que sea fiel, que no sea celosa, que no le importe el dinero y que no pregunte tonterías.

El genio, ahora en estado de choque, le dice:

- ¡Olvídalo, deja ver cómo soluciono el tema del Medio Oriente!

Frase:

No hay meta inalcanzable, solo gente que se cansa a mitad del camino.