La estatua de la habitación - Los mejores chistes

Una mujer está en casa con su amante, cuando de repente oye al marido llegar y le dice al amante:

- Vamos, de prisa, quédate parado ahí en la esquina. No te muevas hasta que yo te diga, finge ser una estatua, yo vi una igualita en casa de los Almeida.

En eso el marido entra y le pregunta:

- ¿Qué es eso?

- ¿Eso?, es solo una estatua mi amor. Los Almeida colocaron una en el cuarto de ellos y a mí me gustó tanto, pero tanto que decidí comprar una para nosotros.

Y no se habló más del asunto. A las dos de la madrugada la mujer estaba durmiendo y el marido todavía viendo la tele. De pronto, el marido se levanta, va a la cocina, agarra un bocadillo y una cerveza y se va para el cuarto. Allí se dirige a la estatua y le dice:

- Agarra esto cabronazo, come y bebe algo, yo me pasé dos días parado como un idiota en el cuarto de los Almeida y ni un vaso de agua me ofrecieron.

Frase:

Por más consejos que existan, hay lecciones de la vida que solo entenderemos a base de golpes y tropiezos.