La culpa es del gato - Los mejores chistes

Llega el marido a casa con un arañazo en el cuello que le había hecho su amante en un momento de pasión, pensando en qué excusa le iba a poner a su esposa, se le ocurre una idea.

Le da una patada al gato y este grita

- Miiiiauuu.

La mujer lo oye y le pregunta:

- ¿Qué ha pasado mi amor?

- Ese gato loco que me ha saltado a la cara y me ha arañado en el cuello.

Y la mujer contesta:

- Dale un buen escarmiento que a mí me ha arañado en la teta.

Frase:

Lo que es para uno con el tiempo va llegando. Y lo que no, el mismo tiempo se lo va llevando.