El amor de mi vida - Los mejores chistes

Llega Jaimito a casa y le dice a su papá:

- Papá, encontré al amor de mi vida y me voy a casar.

- ¿Quién es la afortunada hijo?

- Cipriana, la hija del carnicero.

- No, con Cirpiana no puedes casarte.

- ¿Por qué no papá?

- Ay hijo, no sabes como lo siento, pero con esa muchacha no te puedes casar. Es tu hermana.

- ¡No, no puede ser!

- Yo de joven vivía la vida. Esperaba no tener que revelarlo nunca, pero ahora no me queda más remedio que admitirlo.

El pobre Jaimito se va con un encabronamiento de aquellos porque le había costado un huevo encontrar una mujer para casarse.

Ocho meses despúes se encuentra una nueva chica y se lo comenta a su padre.

- Papá, ahora si encontré al amor de mi vida y me voy a casar.

- Qué buena noticia hijo, ¿y quién es ella?

- Helodia, la hija del zapatero.

- ¿Helodia? Hijo, no sé cómo decírtelo pero... ella también es tu hermana.

- Pero papá que clase de cabrón tú fuiste con mi santa madre.

- Hijito, entiéndeme, yo era joven, y tu mamá y yo estábamos atravesando una mala racha.

Nuevamente muy enojado se va llorando de rabia. Un año y medio después se recupera y vuelve con una nueva candidata.

- Papá, encontré al amor de mi vida y ahora sí me caso definitivamente.

- ¿Y quién es ella?

- Chavelita, la que trabaja en la tienda de la calle 54. Es huérfana de madre y además es negra.

- No hijo, noooo.

- Ah no, no me jodas papá.

- Hijito, sucede que siendo yo muy joven, fui voluntario de la Cruz Roja. Tu madre y yo habíamos discutido y bueno, ya sabes. Por favor no se lo vayas a contar a tu madre.

El hijo no soportaba más y va a donde su madre. Después de contarle todo, la madre conmovida por el dolor de su hijo le dice:

- Hijito, ve y cásate con quien tú quieras, al fin y al cabo, ese hombre ni es tu padre.

Frase:

Las mejores cosas de la vida son aquellas que se regalan con el alma, se reciben con el corazón y se agradecen con una sonrisa.