Cuidado con lo que le dices a tu esposa - Los mejores chistes

Durante el desayuno, una pareja tiene una fuerte discusión, el hombre, sin pensar en las consecuencias, le grita a su esposa:

- Y para que sepas, ni siquiera en la cama eres buena.

Pasado algún tiempo, el hombre no se podía concentrar en el trabajo, arrepentido por lo que le había dicho a su mujer, decide llamarla para disculparse.

Como la esposa se demoró en contestar, le pregunta:

- ¿Por qué te demoraste tanto para contestar el teléfono?

- Es que estaba en la cama.

- ¿En la cama? ¿Haciendo qué a esta hora?

- Escuchando una segunda opinión.

Frase:

No soporto ver la casa sucia, ahora mismo me levanto y apago la luz.