Conversando con Dios - Los mejores chistes

Un hombre va a las montañas con la finalidad de encontrarse con Dios. Entonces decide ponerse a rezar. De repente, Dios se le aparece. Sorprendido le dice:

- Dios, ¿puedo preguntarte algo?

- Sí, por supuesto.

- ¿Qué es para ti un millón de años?

- Un segundo.

- Hummm, ¿y un millón de dólares?

Dios se toma un momento y le responde:

- Un centavo.

- Dios, entonces, ¿podrías regalarme un centavo?

Preguntó el hombre esperanzado.

- Claro hijo mío, espera un segundo.

Un millón de años después.

Frase:

Derrama flores por donde quiera que vayas, porque no sabes si volverás a pasar por el mismo sitio.