Arsénico para el marido - Los mejores chistes

En una pequeña farmacia de pueblo, entra una mujer y le dice al farmacéutico:

- Por favor, quiero comprar arsénico.

El farmacéutico camina en dirección a la mujer y le dice:

- No puedo vendérselo, además, ¿para qué quiere usted arsénico?

- Para matar al desgraciado de mi marido.

- No señora, ahora sí que no se lo puedo vender.

La mujer impaciente ya, saca una foto de su marido junto con la mujer del farmacéutico y se la da.

- Ahh bueno, con receta es otra cosa.

Frase:

Regala tu sonrisa a quien la merezca, tu amor a quien lo valore, tus lágrima a quien te acompañe y tu vida a quien te ame.