Apodos - Los mejores chistes

Estaba una pareja conversando cuando el marido le dice a su mujer:

- Amor, de ahora en adelante de llamaré Eva.

La mujer curiosa le pregunta:

- ¿Y eso por qué mi amor?

- Por ser mi primera mujer.

- Ok cariño, entonces yo te llamaré dalmata.

Sin comprender el apodo, el marido le pregunta:

- ¿Dalmata?, ¿y eso por qué mi cielo?

- Por ser el 101.

Frase:

Uno de los mayores placeres en la vida es hacer lo que la gente dijo que nunca ibas a poder hacer.